15 características 

  • Profesores de inglés titulados, mejor si son nativos.

  • Una buena trayectoria profesional, teniendo en cuenta su experiencia, años abierta, si tienen reconocimientos, buenas opiniones y todo cuanto consideres necesario.

  • Una metodología adecuada, con que te sientas confortablemente aprendiendo el idioma. Descubre qué metodología usan y piensa si es la que más te conviene o mejor te va.

  • El tipo de cursos que dan en el centro para saber si se adaptan a ti.

  • La duración de las clases, siendo deseable entre 90 y 120 minutos, pero siempre más de una hora.

  • Implicación con los alumnos, una buena academia se preocupará por sus alumnos y querrá que aprendan todos teniendo en cuenta sus condiciones, capacidades y limitaciones.

  • La cantidad de alumnos por curso, si son pocos puede ser por algo pero si son muchos afectaría a la calidad del curso. Lo mejor es una media de 6 a 12 alumnos por clase de inglés.

  • La transparencia, la comunicación y la atención tanto a alumnos como a familiares.

  • Que prepare para obtener certificados oficiales de instituciones que son reconocidas a nivel internacional.

  • Que cuente con material complementario, recursos y mucho más para alumnos.

  • Las instalaciones con las que cuenta la academia, que proporcione confort y comodidad a los alumnos.

  • La localización en que se encuentra

  • La confianza, el feeling. La primera impresión que te dé la academia puede ser clave a la hora de elegirla sobre otras, si es mala confía en tu intuición y si es buena considérela entre tus preferidas.

  • Los horarios de la academia de inglés, especialmente si necesitas que las clases se adapten a tu horario.

  • El precio de las clases, siempre teniendo en cuenta todo lo demás sin dejarte llevar solo por el precio.