Estudiar y trabajar en Australia: El visado de estudiante

Es verdad, el visado de estudiantes tiene una serie de ventajas que la dejan como una de las mejores opciones para aquellos que quieran visitar el país, durante una temporada de larga duración. ¿Por qué?

Es sencillo, a diferencia de visados como la Work and Holiday la visa de estudios no tiene límite de tiempo. En otras palabras, puedes estar todo el tiempo que quieras, siempre y cuando te encuentres matriculado en algún curso.

Así mismo, este visado permite la opción de trabajar 40 horas cada dos semanas durante tu periodo de clases y en vacaciones ilimitadamente. Esto te permitirá poder optar a un sin número de trabajos y solventar gran parte de tus gastos y hasta ahorrar para viajar.

Esta es una realidad que la gran mayoría de quienes llegan a estudiar a Australia utilizan. Es por esto mismo, que las escuelas están adecuadas a las necesidades del estudiante. De esta manera, las clases suelen ser de corta duración o concentradas en un día de la semana, con el fin de que el tiempo sea tuyo.

En resumen, durante la época de clases podrás trabajar 4 horas a la semana, mientras estudias otras 4. ¿Espectacular cierto?

Características y requisitos de la visa de estudiante en Australia:

  • Tener reservado y pagado un curso de inglés en una academia. (Una vez contactas con la escuela recibes una carta de oferta y haces el pago del curso. Entonces ellos te envian por email el llamado eCOE, un código que tendrás que poner cuando estés solicitando la visa).

  • El curso de inglés puede tener cualquier duración.

  • Podrá estar acompañado por su familia sin importar la duración del curso.

  • Si se trata de un grado o postgrado, el requisito de nivel de inglés lo determina la universidad.

  • El estudiante y sus familiares podrán trabajar hasta 20 horas por semana (más de 20 en casos de familiares de estudiantes de masters o doctorados).

  • Certificado de seguro médico válido en Australia (OSHC), normalmente cuesta unos 250 euros y es válido por un año.

  • Para estudiantes que vayan para más de 3 meses, una revisión médica de un centro autorizado por el gobierno australiano (se puede consultar en su página web).

  • En algunos casos se deberá declarar disponer de los fondos para realizar el curso.