Si estás pensando en estudiar inglés en Canadá, hay una serie de cosas que te pueden hacer la vida más fácil durante tu estancia.

Lo primero: tener en regla tu documentación y tener en cuenta tu seguro médico. Aunque en Canadá la sanidad sea de carácter público, es importante tener un seguro adaptado para tener todas las facilidades en caso de una posible urgencia (en estos casos, siempre vale más prevenir que curar).

Es importante que lleves una tarjeta de crédito con fondos para superar cualquier imprevisto por pequeño que sea. Como consejo, utiliza una VISA o MasterCard ya que otro tipo de tarjetas de crédito como American Express no están tan extendidas y podrían ser un problema para su utilización en diversos establecimientos o lugares.

Durante tus primeros días, además de tener tu propia tarjeta de crédito es de gran ayuda que poseas algo de dinero en efectivo para poder ir adaptándote al medio canadiense.

Si te llevas tu teléfono móvil, las compañías de telefonía canadienses ofrecen tarjetas pre-pago a muy buen precio, por lo que no tendrás problema para estar conectado/a durante tu estancia o curso de inglés en Canadá. El ordenador portátil es más opcional, pero depende de la estancia que elijas puede ser una buena opción. Si vas a realizar un curso de inglés en Canadá de 3 o 4 semanas no es una herramienta que te vaya a ayudar con tu inmersión sociocultural. No obstante, si vas a pasar una larga temporada, o piensas estudiar un año académico en un instituto de Canadá o un trimestre aprendiendo inglés, sí que te va a ser muy útil para tu desarrollo académico y, además, para poder comunicarte con tu familia y amigos (¡bendito Skype!).

 

Tipo de Ropa para usar en Canadá

Sin duda, podemos catalogar a Canadá como uno de los países más fríos del mundo ya que por su latitud se encuentra cerca del polo norte. Sin embargo, pese al frío que puede hacer en invierno en ciudades como Montreal o Toronto, es un país perfectamente aclimatado que cuenta con enormes galerías subterráneas donde los habitantes se resguardan del frío además de tener los locales, casas y edificios perfectamente climatizados para vivir cómodamente.

Con la llegada de la primavera y el verano las temperaturas se tornan mucho más agradables por lo que el clima no tiene que ser un obstáculo para estudiar inglés en Canadá.

No obstante, si vas a viajar a Canadá en invierno, no puedes descuidar tu ropa de abrigo y deberás conocer bien los accesos subterráneos para moverte por las ciudades sin pasar frío.

En verano la cosa cambia radicalmente ya que las temperaturas pueden ser extremadamente cálidas, lo que puede ser toda una ventaja si visitas una ciudad costera para disfrutar plenamente de la playa y la multitud de actividades acuáticas con las que puedes divertirte mientras aprendes inglés en Canadá.

 

Estas han sido unas de las pocas cosas que debes saber antes de decidirte a realizar un curso de inglés en Canadá. Puedes encontrar mucha más información al respecto en las guías de viaje oficiales y también en el resto de posts que hemos escrito sobre este asombroso país que puedes consultar pinchando en el que más te interese al final del artículo.

¡Lánzate a aprender inglés o Francés en un país multicultural como Canadá! La experiencia va a ser totalmente única y beneficiosa. Si te interesa, puedes consultar en nuestra web el curso de inglés o Francés en Canadá que mejor se adapte a tus características y necesidades.