Alemania es un precioso país, lleno de verdes campos y con un clima fresco, para aquellos a los que el calor agobia y les gusta disfrutar de preciosos paisajes naturales a la vez de ciudades cosmopolitas.

Metrópolis vibrantes, monumentos arquitectónicos e históricos, calles comerciales llenas de vida, románticas casas de entramado, vida nocturna multicolor… Las ciudades de Alemania son muy polifacéticas cada una de ellas posee un carácter propio el encanto del mar podrá encontrarlo, por ejemplo, en Hamburgo, los escenarios más creativos y de moda en Berlín. Düsseldorf invita a ir de compras, mientras que para vivir el Barroco hay que ir a Dresde. En los Alpes en Múnich podremos disfrutar de paisajes de ensueño y la cultura antigua.