Aprender inglés es, sin duda, una de las prioridades personales y profesionales de cientos de miles de personas a nivel personal y profesional en el mundo hispanohablante.

A pesar de no ser el idioma más hablado en el mundo (el chino-mandarín esta en el primer puesto), sí es el más extendido y es la lengua oficial de algunos de los países más influyentes del mundo.

Hablarlo y escribirlo correctamente se considera un requerimiento básico para muchos puestos de trabajo, así como puede ser de gran ayuda para desembolverte cualquier viaje al extranjero.

A continuación, dos de los destinos más asequibles para aprender inglés:

  • Irlanda

    Es con diferencia un destino  más barato que el Reino Unido, aunque puede resultar en cierta medida más caro que España, al menos en términos de vivienda. Fuera de Dublín los precios suelen bajar un poco. El principal beneficio de escoger un curso de inglés en Irlanda es sin duda, su cercanía geográfica y el hecho de que los cursos que se ofrecen cuentan con mucho prestigio y validez, al igual que los vecinos británicos.

    El inglés hablado en Irlanda es similar al británico por lo cuál mucha gente elige este destino para aprender inglés. También puede ser un sitio adecuado para encontrar trabajo y aprender inglés a la vez. El clima de este sitio suele ser de mucha lluvia, aunque suele ser compensado por la amabilidad de sus habitantes.

  • Malta

          Se sitúa en el corazón del Mediterráneo y es uno de los destinos preferidos para quienes quiere ir a estudiar                   inglés al extranjero.

          Cuenta con una cercanía geográfica ideal y los vuelos duran poco más de dos horas desde España. Asimismo el           nivel de vida de esta region es mucho más barato que en otros países angloparlantes. Malta                      asimismo, cuenta con un elevado número de cursos de inglés a precio asequible.

           Por otra parte, si bien es la lengua oficial, el inglés convive también con el idioma propio de la zona,                el maltés. El acento se aleja del británico y en muchas ocasiones es mucho más fácil de entender.

          Su clima suele ser cálido todo el año y te ofrece una amplia variedad de destinos culturales e históricos                           reconocidos internacionalmente.